lunes, 16 de noviembre de 2015

LA INDEPENDENCIA DE LOS JÓVENES. Mario Lozano 1º Bach

Según la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, los jóvenes españoles son de los que más tardan en abandonar el hogar familiar, con una media de 28´9 años frente a los 26´1 años como media de los estados europeos. Estas estadísticas son inaceptables y tenemos que ponerle solución para contar con una generación más preparada que nunca.
   Teniendo en cuenta que esta edad se sitúa en Suecia a los diecinueve años debemos plantearnos cuál es nuestro problema. En primer lugar analizaremos la situación desde la perspectiva de nuestros jóvenes. Al hacerlo nos daremos cuenta de que el sueño de muchos de ellos (entre los cuales se incluye el autor de este texto) es lograr esta ansiada autosuficiencia, por lo que cabe preguntarse cuál es ese muro que les impide alcanzarla. Para llegar a la respuesta estudiaremos el significado de la palabra independencia, que quiere decir en esencia no tener una relación de necesidad con otra cosa. Para lograrlo, la base se encuentra en disponer de unos ingresos propios; por consiguiente, la falta de empleo en nuestra nación puede ser una de las causas que retrase la independencia de los jóvenes. No entraré en la forma de la solución pero no cabe duda de que necesitamos medidas que incentiven el empleo de nuestra juventud y unos puestos de calidad acordes con su preparación.
   En resumidas cuentas, no es que los jóvenes no “vuelen” por comodidad, más bien al contrario. Necesitan ayuda desde las instituciones gubernamentales para mejorar la empleabilidad y calidad del trabajo en este sector de la población

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada