martes, 2 de abril de 2013

ARGUMENTACIÓN DE CLAUDIA CABIEDAS

LA INFLUENCIA DE LOS PADRES A LA HORA DE LA TOMA DE DECISIONES PROFESIONALES DE SUS HIJOS

¿Qué carrera escoger? ¿Por qué? ¿En qué universidad? Son una serie de preguntas que los jóvenes preuniversitarios tienen constantemente en la cabeza, con el fin de que aquello que finalmente decidan escoger les sea satisfactorio durante su periodo de estudio y su futura vida laboral y personal. Pero no siempre es tan fácil como parece, a los estudiantes les llegan por parte de sus familias todo tipo de consejos, comentarios y actitudes que pueden resultar perjudiciales para su elección.
En primer lugar, los padres desean siempre lo mejor para sus hijos por lo que intentan convencerles para que escojan las carreras con las que ellos piensan que ante la mala situación actual, sus hijos vayan a vivir posteriormente en distintas y mejores circunstancias. Además, esta  presión que ejercen los padres se puede dar porque ellos no han tenido la oportunidad de estudiar lo que deseaban y les gustaría que sus hijos lo hicieran. Incluso, los estudiantes pueden sentir que están predestinados a realizar unos estudios, puesto que el resto de su familia se dedica a una determinada profesión y durante toda su adolescencia ha estado escuchando que tiene que seguir con el negocio familiar y con la tradición. Sin embargo, esos grados universitarios en los cuales los familiares desearían matricular a sus hijos no son vocacionales para estos, y por consiguiente no lograrían obtener unas calificaciones adecuadas puesto que no realizarían el estudio de manera positiva ni motivadora.
En conclusión, los estudiantes deben dejarse aconsejar por sus familiares puesto que tienen más experiencia en la vida laboral, pero siempre han de ser ellos los que tengan la última decisión y sobre los que recaiga la responsabilidad de haber escogido una grado universitario u otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada